Imagen Detalle Noticia
EDUARDO COCA VITA (Un cazador que escribe)
09/09/2015
Sostenibilidad lingüística

Mientras se engendran palabras que nacen como monstruos, otras son víctimas mortales de la culta civilización y el progreso sabio.

Los cazadores llamamos sostenibilidad a lo de cazar con la cabeza y dejando renuevo, sin mermar el saldo en piezas y poblaciones. Y se me ha ocurrido la tontería de considerar sostenible el lenguaje de la caza que deja en desuso términos con raigambre para dar paso a otros de nuevo cuño en la parla cinegética. Las gallinas que entran por las que salen, de José Mota. Si «apiolábamos» por los dedos desollados de las patas traseras a las piezas de pelo para colgarlas en las tarabillas del morral, hoy «refrescamos» en nevera portátil las apioladas a tiros que no tiramos a la basura.

El furor contra el Diccionario llegó a la caza a la vez que al resto del cuerpo social, con aportaciones portentosas, casi mágicas, como «orgánico/ca» (en el actual estilo políticamente correcto diríamos «los orgánicos y las orgánicas»), verdadera gloria excelsa del argot cinegético y que fue musa y estro de mi página de noviembre 2004 en el número 414 de la revista Trofeo.

El solitario ejemplo introductorio me lleva a lamentar que haya muerto en nuestro entorno la expresión «ir de trasnoche» o «hacer trasnoche», surgiendo voces tan disparatadas como «traslocar» y «traslocación» (*). Uno no se explica para qué alumbrar este verbo extravagante y su estrafalario sustantivo (que evocan una especie de trasiego de locos por loqueros entre loquerías de distintas localidades). ¿No contábamos —y contamos— con el verbo «trasladar» y los sustantivos «traslación» y «traslado»? Pero no les debían parecer bonitos ni originales a los alocados habladores y escritores de los nuevos tiempos, ávidos de modernismo igual en armas que en lengua. A mí lo de «traslocar» venados, liebres o linces me suena a idiotizarlos y desambientarlos antes que a mudarlos de lugar. Y creo que llevo razón, pero doctores tuvo, tiene y tendrá la venación.

En compensación a esta invasión exótica, ha desaparecido una expresión de la caza antigua: «ir de trasnoche». Cuando cazaba con mi padre, y pese a hacerlo únicamente en nuestro pueblo, era frecuente hacer trasnoches para ahorrar un camino de ida y vuelta si pensábamos dedicar dos jornadas contiguas. Recuerdo los trasnoches en Valdeladrones y Huerta de los Lobos, con su cortijillo y su casilla de hortelanos. Sin luz ni agua, por supuesto, pero es que ni techo nos amparaba cuando la variopinta cuadrilla de adultos y algunos menores añadidos trasnochábamos bajo las estrellas en Calderón para hacer una «contra» en la aurora y soltar los perros en cuanto amanecía. Qué nostalgia.

Ir de trasnoche, como acción de caza, pasó a la historia con el desarrollo de las comunicaciones y el crecimiento hotelero, porque no pega ni con cola trasnochar en un hotel, y menos yendo en coche. Ir de trasnoche implicaba arribar al cazadero andando o en caballería (borriquillos lo más común) para dormir sobre un poyete —o al raso si lo permitía la estación del año— y aprovechar cuantas más horas de caza. Tenía el atractivo de convivir codo con codo y compartir la cena en posones de corcho debajo del candil, animar la tertulia y avivar la lumbre —generalmente con menos llama que humo—, no pegar ojo entre ronquidos y ladridos, y buscar a obscuras las tajadas del guiso, aunque siempre quedaban para el final en la sartén las peores: pescuezo, costillar, rabadilla…, lo que a mi padre le parecía una paradoja graciosa que repetía muy a menudo.

Es difícil inculcar la visión y sentido de la caza en trasnoche a quien siempre viajó en auto con calefacción y aire, se para en la carretera a beber frío y comer servido, duerme sobre colchón en alcoba con baño y no deja de relacionarse con el mundo de las frivolidades y los negocios por el móvil ceñido al cinto y conectado a internet hasta en mitad del monte.

Ahora, a lo más y como rebeldía frente al empacho de comodidades y hartazgo de confort, se «juega» a vivaquear, acampar u ocupar casa rural, modernidades ajenas a la caza y sin nada que ver con el trasnoche de los cazadores de antaño, que ya ni recogen los diccionarios en el genuino y propio sentido de pasar la noche en el cazadero, fuera de casa, cuando se iba allí para dos días (eran raros los trasnoches de tres o superiores) y estábamos más rato en vela que durmiendo. Cosas, en fin, que no retornarán.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(*) En el avance de la 23.ª edición del DRAE aparece ‘traslocación’ como «Mutación genética que consiste en el cambio de posición de dos o más nucleótidos en la secuencia del ADN». No figura el verbo ‘traslocar’ ni siquiera en el campo de la Genética. Tampoco hay un verbo ‘locar’ al que poner prefijos que lo maticen. Esto de «traslocar la caza» es invento de ladinos gestores y periodistas. Purasangres idiomáticos y ya está.


NO EXISTEN OPINIONES DE ESTE ARTICULO
Escribe tu opinión: Debe estar registrado en agrestecaza.com para poder opinar



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS


BUSQUEDA DE NOTICIAS
EDITORIAL
Los invasores

Julen Rekondo

Periodista especializado en temas medioambientales

Una especie exótica es la que vino de fuera o, mejor dicho, la que nuestra especie trajo, se quedó y se reproduce con éxito, lo que permite que su población se estabilice y mantenga. Toda especie ex...

LEER MÁS
OPINIÓN
Ni ciega, ni chocha, ni sorda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Perros, hombres y tontos
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
La última terna
Lolo De Juan ("Polvorilla")
¡ 50: suma y sigue ¡
Luis Pérez de León (Director de ARMAS INTERNACIONAL)
La genética está de moda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Rendición argumental por empacho legal
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
!Qué mal se pasa!
Lolo De Juan ("Polvorilla")
Repoblar con perdiz salvaje
Tío Calañas (Cazador andaluz)
ENCUESTA

¿Irías a Madrid a una manifestación en defensa de la caza?

a) Sí, es muy necesaria.
b) No, no sirve de nada.
c) Depende de quien la convoque.
VOTAR
RESULTADOS
FASE LUNAR
CURRENT MOON
TIEMPO
ENLACES DE INTERES