Imagen Detalle Noticia
EDUARDO COCA VITA (Un cazador que escribe)
01/01/2016
Respeto, buen gusto y moderación

No frecuento los medios cinegéticos digitales. Además de ser muchos y repetitivos, en ellos se publica con tal facilidad que a menudo se daña la calidad. También en los gráficos hay intrusos (y hasta zafiedad), pero creo que los editores y directores son aquí más vigilantes, como pensando que afecta más a su imagen lo que sale en papel, pese a que la victoria del plasma esté cantada. Simples opiniones mías, aunque parece obvio que el acceso libre a los comentarios y respuestas dota a muchas páginas de internet de más faltas de ortografía y sintácticas de las que, con ser también muchas, puedan verse en soportes convencionales. Quizá la forma y el fondo se cuidan mejor en lo impreso que en lo digital. Creo yo.

A mi ordenador llegó un día de noviembre el enlace a una web de caza. Lo abrí confiando en el criterio del remitente y me quedé de piedra viendo que el título incorporaba el vulgarismo que en los coloquios tabernarios se aplica a los atributos de la masculinidad, tildado de malsonante por nuestro Diccionario. Pero no solo eso. A lo largo de todo lo que parece un editorial se prodigan las variantes del soez término lingüístico, con el que se forman frases de mal encaje en un trabajo periodístico. Particularmente si lo salpican expresiones teñidas de radicalidad o irrespetuosas, cerrándose el impulsivo alegato con una especie de impúdica postdata que invoca —¡pásmense!— el derecho constitucional de expresión de la Declaración de Derechos del Hombre para justificar la grosería de un texto que se remata con un rosario de construcciones sustantivadas, adjetivadas o adverbiales derivadas de la palabrota de marras. Hasta veintiséis pachotadas de machotes. Todas ellas meras expresiones inverecundas para un lector recatado y ninguna registrada por la RAE, aunque el autor afirme que las mismas hacen de su adorado vocablo «la palabra con más acepciones del rico lenguaje castellano». ¡Toma ya! Desconcertante la jungla de descortesías y su apología entre ingredientes de ira fina e ironía gruesa, salsas ambas, agria y dulce, sin efecto en el tufo a bravío de la literatura barata.

Nada más terminar mi repaso de la proclama puse al remitente del enlace un correo de lamento por esta triste manera de entender la libertad de voz y su acogida en un medio que aspire a mantener categoría. Lo que garantizan la Declaración Universal y la Constitución sirve para exponer ideas y divulgar pensamientos, nunca para escribir en plan barriobajero, que, si no está prohibido legalmente, tampoco constituye derecho de nadie, salvo que le demos rango constitucional a la ordinariez, lo que nos acercaría al campo de la jocosidad, convirtiendo la Carta Magna en un rollo de retrete frente a las pautas del buen gusto entre los ciudadanos cultivados, impedidos de llegar a la descalificación y el insulto por mor del civismo y las leyes naturales, morales y penales que articulan y limitan las libertades. Van dados quienes crean que con enfatizaciones de abecedario basto se logra algo. Quien se lance a «defender» la caza con esos métodos solo aumentará sus críticas. Olvídense los cazadores, desde el encopetado «safarista» hasta el humilde ojeador, de echar mano a tacos de carretero en alocuciones y réplicas. No obtendrán más fruto que su descrédito y el repudio colectivo que fortalezca a los anticaza.

Dentro siempre de la renuncia a citar nombres, porque no busco lancear a nadie, solo alejar de nuestro terreno los estilos y modos de comunicación incorrectos, me resta añadir la extrañeza de haber visto todo esto recogido en una publicación que se corona con la declaración programática de tratar la caza y cuanto la rodea —competiciones, personajes, normativas o denuncias— «con el mayor rigor», algo imposible sin un léxico moderado y exigente.

Como soldado cinegético equipado de inocuas armas dialécticas, me apena firmar este artículo. No  condeno a quienes piensan diferente, pero me veo ante el deber corporativo —si no jurídico— de hacer comprender que todo lo que digo va en bien de los cazadores y su convivencia tranquila hasta con los abolicionistas. Frente a nadie debemos usar la munición del irracional, delincuente o mentecato, so pena de engrosar sus escalafones. La caza no se impone por bemoles. Se propone con argumentaciones coherentes y, sobre todo, con el ejemplo del trigo dado y no solo predicado. Si participamos en una impresentable cacería, de poco servirá llenar la boca de teoría. Si hacemos caza artificial, no nos esforcemos en razonar. Cazando de verdad, sobra lo demás. Nunca preparemos la guerra si queremos la paz, porque ese consejo del escritor militar romano Vegecio no sirve para nuestra batalla social. La prosa pobre y la mala gramática tampoco colaboran, pues envuelven nuestros mensajes en tosco papel de estraza y no de celofán. Escribir con mesura y finura es cordura y cultura. La chabacanería no prestigia, arruina. Y la elección es gratis. Ustedes tienen las palabras. Escojan las elegantes.



NO EXISTEN OPINIONES DE ESTE ARTICULO
Escribe tu opinión: Debe estar registrado en agrestecaza.com para poder opinar



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS


BUSQUEDA DE NOTICIAS
EDITORIAL
Los invasores

Julen Rekondo

Periodista especializado en temas medioambientales

Una especie exótica es la que vino de fuera o, mejor dicho, la que nuestra especie trajo, se quedó y se reproduce con éxito, lo que permite que su población se estabilice y mantenga. Toda especie ex...

LEER MÁS
OPINIÓN
Ni ciega, ni chocha, ni sorda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Perros, hombres y tontos
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
La última terna
Lolo De Juan ("Polvorilla")
¡ 50: suma y sigue ¡
Luis Pérez de León (Director de ARMAS INTERNACIONAL)
La genética está de moda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Rendición argumental por empacho legal
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
!Qué mal se pasa!
Lolo De Juan ("Polvorilla")
Repoblar con perdiz salvaje
Tío Calañas (Cazador andaluz)
ENCUESTA

¿Irías a Madrid a una manifestación en defensa de la caza?

a) Sí, es muy necesaria.
b) No, no sirve de nada.
c) Depende de quien la convoque.
VOTAR
RESULTADOS
FASE LUNAR
CURRENT MOON
TIEMPO
ENLACES DE INTERES