Imagen Detalle Noticia
EDUARDO COCA VITA (Un cazador que escribe)
11/11/2015
Luces de alarma sin destellos de esperanza

En septiembre, a cinco días de la feria de la caza que la nueva patronal ha recuperado en Ciudad Real, leo que esta provincia había perdido cinco mil licencias de caza, confiando Atica y Aproca en el repunte de octubre dentro de reconocer la tendencia opuesta. Cuando en noviembre salga este artículo ya sabremos si la esperanza era fundada, porque los números no inducen a suponer cambios en el trimestre que cierre 2015. En 2014 hubo en la provincia 26.396 cazadores autorizados, y en septiembre del actual solo 10.306.

Ni la crisis ni los retrasos burocráticos que alegan Atica y Aproca justifican el batacazo. Tampoco lo explica que se haya dejado de cazar por dificultades económicas. Ni que los extranjeros hayan ido a otras regiones, según Atica, por el retraso de algunas órdenes de veda. Hasta Aproca admite vivir malos años por factores coyunturales, pero dentro de una línea general: en 2011 había 31.360 licencias en esta provincia.

Los datos de toda la región también asustan. Si el año pasado se expidieron 132.202 licencias, en los meses transcurridos de este solo 73.876, lo que hace añorar más las 163.010 de 2011. No convence Atica diciendo que, por unos u otros factores, pequeños porcentajes de cazadores eligen otra comunidad o se retiran. Las licencias disminuyen en cantidades importantes por razones profundas e irreversibles, pudiendo ser menos las del año próximo cuando rijan las interautonómicas y se exija examen a los nuevos solicitantes. Es lo que dicen en Aproca.
El recorte no afecta solo a los forasteros y extranjeros, porque la Federación de Caza también nota merma. En 2015 se han dado 16.355 licencias federativas, 4.300 en Ciudad Real. Un número a tono con el de licencias de caza, que arrastran a las otras, amén del aumento en la edad de los federados, que obedece, según el presidente, a no aficionarse los jóvenes sin arraigo rural.

El panorama empeora si advertimos que la licencia en CLM era antes gratuita para los mayores de 65 años y podían sacarla por cinco años, periodo de gratuidad respetado. Miles de mayores la tenían incluso sin cazar, y ahora, al irles venciendo y tener que pagar, no la renuevan ni los que cazaban. Me extraña que Atica, Aproca y la Federación no hayan caído en tal exceso como concausa del retroceso. Sin embargo, no espero influjo del examen de cazador —cuando se exija—, que no retraerá a quien vibre con la caza, siendo pocos los que no puedan convalidarlo por veteranos o habilitados en otra autonomía.

Se han buscado y rebuscado remedios en los últimos tiempos. Ni las campañas de comunicación y educación de la infancia, ni las charlas en colegios, ni la evitación de imágenes en los medios reducen el descenso. Nada logra frenar el desplome. Hay que ir al núcleo, al corazón. Me he quedado ronco voceando que el peor enemigo anida dentro, que se nutre de la degeneración de nuestra conducta, incompatible con la sociedad, y de la deriva mercantilista hacia lo artificial desnaturalizado. Una cuestión de ética filosófica y no de mercadotecnia. Y mira por donde, también en septiembre, en el n.º 70 de la revista TAURODELTA, veo la entrevista de la periodista Laura Tenorio al profesor de filosofía y ética Fernando Savater sobre lo mismo en los toros. Respuestas válidas con cambiar la palabra «fiesta» por la palabra «caza». Las resumo con esa aclaración (y permiso del autor):

P. La caza no tiene que defenderse, son los que están en contra quienes tienen que esgrimir argumentos.
R. El que tiene que justificar su actitud es quien pretende cambiar las cosas (…). La caza es una tradición de muchos años que ha hecho que se vengan celebrando cacerías desde hace siglos, de modo que el que quiera suprimirlas es quien debe dar argumentos.

P. El debate en que se encuentra la caza, ¿podría servir para regenerarla?
R. Las cosas, cuando se convierten en mera rutina, cuando solo tienen como objeto ganar dinero, aprovecharse del turismo o cosas por el estilo, tienden a ir poco a poco degenerando. Esta iniciativa en contra de la caza, relativamente moderna, nos lleva a reflexionar sobre ella y la necesidad de defenderla, la necesidad de justificar ese uso que más o menos es rutinario; todo lo que nos lleva a atraer la atención sobre el mundo de la caza también nos lleva a tener que asumir que esta no puede hacerse de cualquier modo, sino que debe practicarse cumpliendo unas normas estéticas. La caza es un uso ligado a formas de arte, a formas de conducta, a cierta estética y todo eso hay que cuidarlo. Hoy la caza corre el riesgo de convertirse en pura rutina, puro comercio, pura falsificación. Reflexionar sobre ello para protegerla ante quienes la consideran algo negativo quizá nos haga buscar una regeneración y mayor pureza de la caza».

Si alguien puede, que lo mejore.


NO EXISTEN OPINIONES DE ESTE ARTICULO
Escribe tu opinión: Debe estar registrado en agrestecaza.com para poder opinar



VER MÁS ARTICULOS / LISTADO DE TODOS LOS ARTICULOS


BUSQUEDA DE NOTICIAS
EDITORIAL
Los invasores

Julen Rekondo

Periodista especializado en temas medioambientales

Una especie exótica es la que vino de fuera o, mejor dicho, la que nuestra especie trajo, se quedó y se reproduce con éxito, lo que permite que su población se estabilice y mantenga. Toda especie ex...

LEER MÁS
OPINIÓN
Ni ciega, ni chocha, ni sorda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Perros, hombres y tontos
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
La última terna
Lolo De Juan ("Polvorilla")
¡ 50: suma y sigue ¡
Luis Pérez de León (Director de ARMAS INTERNACIONAL)
La genética está de moda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Rendición argumental por empacho legal
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
!Qué mal se pasa!
Lolo De Juan ("Polvorilla")
Repoblar con perdiz salvaje
Tío Calañas (Cazador andaluz)
ENCUESTA

¿Irías a Madrid a una manifestación en defensa de la caza?

a) Sí, es muy necesaria.
b) No, no sirve de nada.
c) Depende de quien la convoque.
VOTAR
RESULTADOS
FASE LUNAR
CURRENT MOON
TIEMPO
ENLACES DE INTERES