Imagen Detalle Noticia
CAZA MAYOR
14/11/2016
La prohibición de paso por caminos por montería es legal y habitual

En víspera del otoño que acaba de terminar, y, por lo tanto, de la temporada de caza, la revista Altitud de la Federación Madrileña de Montañismo, publicó el artículo Senderismo, abierta la veda, sobre las siempre tensas relaciones entre senderistas y cazadores.

En este artículo ya se advierte que caminar por un camino público afectado por una montería, está prohibido siempre que se haya señalizado correctamente.

Jorge Cruz/Altitud

El otoño es para los senderistas como el blanco invierno para los esquiadores y alpinistas, aunque los días se van haciendo más cortos las extremas temperaturas del estío se van calmando día tras día a la par que el monte se pinta de colores, son, sin duda, las mejores condiciones para hacer el macuto, cargar la cámara y salir a disfrutar de la excelsa naturaleza ibérica.

Pero puede ocurrir que cuando lleguemos a nuestro destino nos encontremos que no estamos solos en el campo y descubramos que una armada de cazadores se despliega por nuestro soñado paraíso con la diligencia de un ejército bien aleccionado, es una montería o gancho organizada con todos los parabienes legales que, entre otras medidas de seguridad, ha bloqueado el paso por todas las pistas cercanas al área de caza, ¡y ahora qué!

El monte tiene dueño

Existe una creencia popular que viene a defender la propiedad etérea del campo y la montaña y cuyo origen, quizá, se remonte a aquella vieja campaña de comunicación del ministerio de agricultura cuyo eslogan rezaba “el monte es de todos, cuídalo”.

Pues bien, el monte no es de todos (aunque todos debamos cuidarlo), el monte tiene dueños cuyos derechos de propiedad están perfectamente recogidos en la ley. La titularidad del monte puede ser privada o pública. En el primer caso parece evidente que todos los aprovechamientos de una propiedad privada corresponden a su propietario y, aun más, si dicho terreno no está afectado por servidumbres de paso, tampoco se podrá transitar.

Cuando un terreno es de titularidad pública también está sujeto a derecho ya que dicho terreno puede estar sometido a multitud de aprovechamientos como setas, leñas, pastos, aguas, pesca, caza, etc. de manera que también en este caso debemos desterrar la idea de que “El Monte es de todos”. La mayor parte de las áreas rurales de España, tanto de titularidad privada como pública, están acotadas para cazar. Habitualmente estos cotos de caza son alquilados por sociedades o clubes de caza, contribuyendo de esta forma a la sostenibilidad económica de la población de las zonas rurales.

Pero ¿qué ocurre cuando entran en conflicto nuestro derecho de paso, por un camino público o privado con servidumbre de paso, con la organización de una cacería? Agricultores, ganaderos, leñadores, cazadores, senderistas y montañeros compartimos el mismo terreno de juego y esta es la idea básica que todos debemos aceptar, el uso compartido del territorio.

En ocasiones pueden entrar en conflicto intereses entre los diferentes colectivos pero el sentido común y el cumplimiento de la ley debe evitar cualquier incidente indeseado. Como norma general, los terrenos de caza sólo pueden ser utilizados un día en una temporada ya que los animales tardan en re-ocupar estas áreas después de una cacería.

Por otro lado, todas las cacerías y los cazadores con los que nos crucemos por el monte contarán con las preceptivas licencias y permisos pues pocas actividades están tan reguladas y controladas como la caza y las armas. Parece pues evidente que el día de la caza la preferencia de uso del monte o la montaña recaiga sobre los cazadores pues nosotros podremos transitar por ese mismo lugar cualquiera de los restantes 364 días del año.

Por motivos de seguridad la organización de una montería está obligada por la ley de caza a cerrar y señalizar convenientemente todos los caminos de acceso al área de caza a una distancia no menor a los 500 metros alrededor de la “mancha” de caza, que sean caminos públicos o privados es indiferente, el día de la montería no se podrán transitar.

Obviamente existe una razón de peso que justifica tal prohibición pues en caso de una mala señalización del área de caza o de que ésta sea ignorada, nos podemos encontrar en medio de un campo de tiro.

Otra modalidad de caza que nos puede afectar es la de “caza en mano” en la que una línea de cazadores se desplaza por el coto hasta cruzarse con las piezas. Si tenemos un encuentro de este tipo lo más recomendable es volver por donde hemos venido o, si los cazadores están muy próximos a nuestra posición, esperar para charlar con ellos amigablemente sobre la dirección que van a seguir pues puede ocurrir que no interfieran en nuestro recorrido.

Por todo ello, antes de planear una marcha, especialmente en otoño, estación en la que se abre la veda general, conviene ponerse en contacto con el Ayuntamiento o Consejería de Agricultura de la Comunidad Autónoma por donde vaya a discurrir el recorrido elegido para que nos informen sobre el calendario de monterías de la zona y así facilitar el uso compartido de nuestra querida naturaleza.

Consejos de seguridad

Nunca abandones los caminos. Andar “monte a través” tiene un alto impacto ambiental, espanta a los animales, machaca el sustrato vegetal del bosque y te puede llevar a una indeseable situación de inseguridad por entrar en zona de caza. Además, sin saberlo, puedes entrar en propiedades privadas.

Considera que, salvo cortos períodos de 15 días, en el monte puede haber cazadores de distintas modalidades durante todo el año.

Utiliza ropa llamativa siempre que salgas al campo.

Si sospechas que estás dentro de una zona de caza, hazte ver realizando movimientos bien visibles pero manteniendo el mayor silencio posible.

En última instancia, si eres consciente de que no se han percatado de tu presencia, y estás en una situación apurada hazte oir mediante un silbato o gritando a la vez que agitas una prenda de colores vivos.

Nunca salgas al monte sin una linterna. Por la noche será la única forma de hacerte ver. La caza nocturna es totalmente legal.

Jorge Cruz, responsable comunicación Federación Madrileña de Montañismo



NO EXISTEN OPINIONES DE ESTA NOTICIA
Escribe tu opinión: Debe estar registrado en agrestecaza.com para poder opinar



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS
BUSQUEDA DE NOTICIAS
EDITORIAL
Los invasores

Julen Rekondo

Periodista especializado en temas medioambientales

Una especie exótica es la que vino de fuera o, mejor dicho, la que nuestra especie trajo, se quedó y se reproduce con éxito, lo que permite que su población se estabilice y mantenga. Toda especie ex...

LEER MÁS
OPINIÓN
Ni ciega, ni chocha, ni sorda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Perros, hombres y tontos
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
La última terna
Lolo De Juan ("Polvorilla")
¡ 50: suma y sigue ¡
Luis Pérez de León (Director de ARMAS INTERNACIONAL)
La genética está de moda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Rendición argumental por empacho legal
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
!Qué mal se pasa!
Lolo De Juan ("Polvorilla")
Repoblar con perdiz salvaje
Tío Calañas (Cazador andaluz)
ENCUESTA

¿Irías a Madrid a una manifestación en defensa de la caza?

a) Sí, es muy necesaria.
b) No, no sirve de nada.
c) Depende de quien la convoque.
VOTAR
RESULTADOS
FASE LUNAR
CURRENT MOON
TIEMPO
ENLACES DE INTERES