Imagen Detalle Noticia
CAZA MAYOR
14/11/2016
El jabalí irrumpe en los cascos urbanos de 80 localidades

Los jabalíes llaman a la puerta de la ciudad

La adaptación de la especie a los entornos periurbanos, donde logran alimento y no se sienten amenazados por depredadores o cazadores, es cada vez más habitual y genera riesgos de tráfico

Pablo Gonzalez

El hombre se acerca para grabar un vídeo. Los jabalíes se quedan quietos observándolo, como si fueran una especie domesticada, como sus parientes los cerdos. El hombre les habla, les saluda, y ellos siguen allí, como si nada. Como si ya no fueran animales salvajes. En otro vídeo de YouTube, una pareja de estos animales se las arregla para derribar un contenedor de basura, abrir la tapa y buscar algo comestible en su interior. Hace unos días, una patrulla de la Policía Local de Cambre escoltó a un grupo de ocho jabalíes que en ordenada fila india circulaban por las calles de O Temple, un barrio muy urbanizado del municipio.

Esta situación es cada vez más habitual en Galicia, pero afecta a casi todos los países europeos. Aunque en la comunidad gallega hay algunos elementos propios que favorecen el coqueteo de esta especie con los ámbitos urbanizados, como la frágil frontera entre lo urbano y lo rural, la crisis demográfica en el campo y su consiguiente abandono, o la extraordinaria riqueza forestal, a menudo muy cercana a núcleos habitados.

Hace unos meses, un grupo de científicos europeos alertaba del problema con un estudio en el que analizaban la explosión demográfica del jabalí y su colonización del norte de Europa, favorecida por el cambio climático. La Consellería de Medio Ambiente es consciente de la cada vez más habitual presencia de los cerdos salvajes en entornos urbanos, una realidad que ya comienza a ser un problema en algunas ciudades catalanas y asturianas. «La cuestión es que esta especie ha encontrado un espacio de confort en las poblaciones. Y esto no es normal. Los jabalíes tienen que estar donde tienen que estar. No pueden sentirse bienvenidos en los entornos urbanos, pues pueden generar algunos peligros», asegura Luis Eusebio Fidalgo, profesor de la Facultad de Veterinaria de Lugo de la USC y experto en asuntos cinegéticos y fauna silvestre.

Fidalgo recuerda que en algunos municipios catalanes ya se han establecido ordenanzas que prohíben dar alimento a estos animales. «Es importante que la gente se sensibilice y no los alimente», previene Fidalgo.El riesgo estriba en que haya poblaciones de jabalí que se naturalicen en zonas urbanizadas, aunque normalmente es una especie con una altísima movilidad. «Pueden llegar a acostumbrarse a entornos periurbanos, donde tengan cerca el monte. Pero no tenemos constancia de que se hayan cerrado generaciones de jabalíes en estas zonas», matiza Fidalgo. ¿Puede ser que las batidas de caza organizadas durante casi todo el año empujen a los jabalíes hacia zonas urbanas donde se sienten más seguros? Fidalgo cree que esta situación podría darse puntualmente, «pero la raíz del problema es multicausal y compleja».

Enrique Valero, director de la Escola de Enxeñaría Forestal de la Universidade de Vigo, coordinó un grupo de trabajo para elaborar un plan de gestión del jabalí que fue entregado a la Xunta hace año y medio. A pesar de no estar de acuerdo con las batidas durante todo el año, no cree que la presión cinegética sea la responsable de la presencia de jabalíes en ciudades y villas. «No tiene nada que ver. El verdadero problema es que tenemos una población muy por encima de su punto de equilibrio y si deja de controlarse llevará a los jabalíes a las puertas de las casas». Para Valero, la explosión demográfica de esta especie es lo que explica que colonice territorios en los que no estaba asentado, «desde zonas urbanas hasta las playas». La facilidad de encontrar comida en contenedores de basura también favorece la penetración, pues es fácil que los animales salvajes apliquen la ley del mínimo esfuerzo de cara a su sustento alimenticio.

Aunque no se trata de un animal especialmente agresivo -tan solo cuando se ve muy amenazado-, su presencia en las carreteras sí puede generar peligros. Junto con los daños a la agricultura, es el aspecto que más coste social y económico genera. Medio Ambiente puso en marcha un plan para reducir los dañosLa Consellería de Medio Ambiente puso en marcha un plan multidisciplinar para paliar los daños del jabalí que fue aprobado por el Consello de la Xunta el pasado 9 de junio. En este grupo de trabajo participaron las Administraciones titulares de las carreteras (Fomento y Axencia Galega de Infraestructuras), la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil de Tráfico, así como representantes de la Federación Galega de Caza y de la Consellería do Medio Rural y la de Medio Ambiente.

Un primer paso será identificar las zonas donde se concentran los accidentes provocados por estos animales, un trabajo que podría estar terminado este año. Una vez localizadas las áreas de mayor incidencia se implantarán una serie de medidas correctoras, como señales para informar a los conductores del peligro, instalación de pasos de fauna en las carreteras de nueva construcción -así como vías de escape para los que acceden a viales vallados- y uso de repelentes, entre otras medidas.

Medio Ambiente ya ha establecido un protocolo para el seguimiento de los daños en explotaciones agrícolas, con el objeto de reducir los tiempos de respuesta de la Administración. Las líneas de ayudas se destinan a paliar los daños -600.000 euros presupuestados para este año- y a prevenirlos, con subvenciones que suman 400.000 euros para adquirir pastores eléctricos y otros dispositivos que espanten a los animales. También se está analizando los períodos hábiles de caza, «co fin de optimizar o esforzo cinexético sobre esta especie», y se está prestando una atención especial a los espacios protegidos, para evitar que se conviertan en refugios. También se intenta mejorar las batidas para dirigir a los animales a zonas alejadas de las vías de alta capacidad.¿Cuál es la población real en Galicia?

Población de jabalíes

Enrique Valero recuerda que hace solo 25 años la población de jabalí en Galicia era muy reducida, y circunscrita a zonas poco pobladas como, por ejemplo, los Ancares. En solo una década se calcula que la población se ha triplicado, un cálculo basado principalmente en el número de animales abatidos, que en el período 2015-16 volvió a aumentar ligeramente tras una bajada previa, situándose cerca de los 15.000 ejemplares.

La Consellería de Medio Ambiente no tiene una estimación oficial de la población de estos animales, sino una aproximación de su densidad por zonas «basada en datos de capturas, concentración de accidentes de tráfico y comunicación de daños en cultivos», explican en el departamento que dirige Beatriz Mato. Luis Eusebio Fidalgo, con todas las cautelas, se atreve a dar una estimación: en Galicia habría unos 55.000 jabalíes. La Xunta cree que el censo ha descendido en los últimos años.

El jabali irrumpe en 80 cascos urbanos

Desiré del Pozo/20minutos

Apenas quedaban unos quince niños realizando actividades extraescolares en el colegio, pero tuvieron que ser desalojados porque un jabalí decidió pasearse por el patio del centro. El animal fue abatido por personal de la Sociedad de Cazadores de Amposta (Tarragona), como marca el protocolo.

Este es un ejemplo de que el avistamiento de suidos en las ciudades se está convirtiendo en un problema, sobre todo en los casos en los que estos animales se muestran agresivos. "El aumento del número de suidos es un problema en todo el mundo", señala Carlos Nores, Catedrático en Zoología en la Universidad de Oviedo. En 2009 Berlín permitió la caza de más de 10.000 jabalíes urbanos que estaban empezando atacar a personas y que llegaron a causar accidentes de coche.

Más avistamientos en ciudades En España ha habido un repunte de avistamientos de estos animales desde 2015, aunque ya en 2010 se reportaron más casos de los habituales. Esto se debe al "aumento de la población de jabalíes", afirma Nores.

Al incrementarse la densidad en su hábitat natural, deciden marcharse a "zonas marginales". En estos lugares se pueden alimentar y, además, están cerca de carreteras y ciudades. También coincide que son "zonas en las que no se puede cazar". Por tanto, se sienten seguros y, al final, se internan en las ciudades porque no les cazan. Estos animales han llegado a provocar destrozos de mobiliario urbano, accidentes en carretera e, incluso, se han mostrado agresivos en Madrid, Mérida, Barcelona, Mataró o Doñana.

Las competencias de caza son de las comunidades autónomas, aunque Nores recuerda que los municipios afectados sí pueden desarrollar algunas medidas como dificultar el acceso de los jabalíes a contenedores y papeleras. En algunas comunidades se han puesto en marcha planes específicos para evitar que se acerquen a los núcleos urbanos o, directamente, autorizar su caza con arco para disminuir la densidad de población de suidos. Eso mismo hizo la Comunidad de Madrid el pasado año en municipios como San Sebastián de los Reyes.

En Cataluña se está preparando la esterilización de los jabalíes y, en Asturias, Nores participa en la preparación del primer plan de prevención y control de estos animales. ¿Qué hacer ante un jabalí? Nores destaca que lo más importante es mantener las distancia y "no acercarse para hacer un selfie con el animal". También hay que "hacerse notar, aunque no gritar", esto podría hacer que el jabalí se asuste y "como un perro asustado, esto puede desencadenar un ataque", afirma.

Para evitar que se habitúen más a los humanos es necesario "no alimentarlos", porque esto puede desencadenar en que empiecen a exigir comida de manera más violenta.



NO EXISTEN OPINIONES DE ESTA NOTICIA
Escribe tu opinión: Debe estar registrado en agrestecaza.com para poder opinar



VER MÁS NOTICIAS / LISTADO DE TODAS LAS NOTICIAS
BUSQUEDA DE NOTICIAS
EDITORIAL
Los invasores

Julen Rekondo

Periodista especializado en temas medioambientales

Una especie exótica es la que vino de fuera o, mejor dicho, la que nuestra especie trajo, se quedó y se reproduce con éxito, lo que permite que su población se estabilice y mantenga. Toda especie ex...

LEER MÁS
OPINIÓN
Ni ciega, ni chocha, ni sorda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Perros, hombres y tontos
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
La última terna
Lolo De Juan ("Polvorilla")
¡ 50: suma y sigue ¡
Luis Pérez de León (Director de ARMAS INTERNACIONAL)
La genética está de moda
Pablo Capote (Director de TROFEO)
Rendición argumental por empacho legal
Eduardo Coca Vita (Un cazador que escribe)
!Qué mal se pasa!
Lolo De Juan ("Polvorilla")
Repoblar con perdiz salvaje
Tío Calañas (Cazador andaluz)
ENCUESTA

¿Irías a Madrid a una manifestación en defensa de la caza?

a) Sí, es muy necesaria.
b) No, no sirve de nada.
c) Depende de quien la convoque.
VOTAR
RESULTADOS
FASE LUNAR
CURRENT MOON
TIEMPO
ENLACES DE INTERES